Mamá y papá participan
Un objetivo importante del PESI es dirigir la educación sexual a la familia. El
programa se encarga de brindar las bases de la educación sexual escolar, mas
se espera que sea la familia quien continúe la educación sexual y especialmente
la transmisión de valores claros respecto de la sexualidad.

Por ello, para que mamá y papá adquieran seguridad para educar, cada ciclo
escolar se entrega a padres y madres de familia o tutores, cuatro o cinco
ejercicos a realizar en casa, específicamente encaminados a promover la
comunicación respetuosa, clara y afectiva sobre sexualidad.

El PESI cuenta con setenta ejercicios familiares y estos se dividen cada año de
acuerdo al grado escolar de los hijos e hijas.
Los ejercicios familiares son sencillos, pueden realizarse solamente con el menor que participa en el
taller o bien invitar a otros miembros de la familia. Por supuesto, cuando mamá y papá no pueden
educar juntos por cualquier razón, pueden hacerlo por separado o bien puede participar una persona
que cuida al menor y que es importante para él o ella.

Padres y madres que han evaluado los ejercicios familiares refieren un gran incremento en la seguridad
y confianza para educar a sus hijos e hijas y un incremento en la comunicación familiar sobre
sexualidad.  Lo mejor de todo esto, es que la opinión de los padres ha coincidido con las evaluaciones
de las y los menores, quienes también describen un incremento notable en la comunicación con sus
padres al respecto. Por supuesto, es mucho más fácil iniciar esta comunicación desde los primeros
años.

No tenemos duda de que la educación sexual familiar es posible. Permítanos ayudarle.