Comunciación familiar
Pregunta:
Por este medio me gustaría me pudiese orientar.
El día de hoy me enteré que mi hijo está viendo páginas pornográficas a pesar de que en casa tenemos filtro en la
computadora al parecer es por you tube, estoy muy preocupada ante esto y quisiera saber cómo puedo abordar el tema
para que él me diga cómo accesa, él tiene casi 13 años va en 6to. Su Papá falleció hace 6 años y bueno la relación que
creo y/o creía, buena y trato de que él me platique sus inquietudes en cuanto a su desarrollo sexual, por favor oriénteme
estoy sumamente preocupada.
De esta situación me enteré por una mamá de un amigo de mi hijo. Por favor ¿cómo tengo que actuar?
La inquietud por la pornografía es muy frecuente a finales de
primaria y durante la secundaria. Sin embargo, no es
recomendable para la edad y cuando ya la han visto, es
necesario hablar con ellos sobre lo que observaron, las ideas
que se generaron al respecto y especialmente, la diferencia
entre la pornografía y la vida erótica de una pareja adulta y
comprometida, así como advertir que utilizar el lenguaje o
actitudes vistas con las compañeras sería una falta de
respeto importante. Tome esto en cuenta para cuando hable
con su hijo.

La experiencia de buscar ver pornografía en la adolescencia
temprana puede tener que ver principalmente con tres
factores: las presiones de los amigos y la asociación de
estas conductas a la masculinidad, el interés en
experimentar sensaciones corporales agradables o bien
entender con claridad cómo son y de qué se tratan las
relaciones sexuales. Trate, cuando hable con su hijo, de
detectar cuál de estas tres es más fuerte en el caso de su
menor, porque de ello dependerá hacia dónde encamine sus
esfuerzos educativos.

No necesariamente el que usted no supiera que su hijo
observa pornografía es una señal de falta de confianza entre
ustedes, en general es poco frecuente que los hijos
comenten este tipo de experiencias a sus padres, por lo que
no subestime su relación, además, usted al hablar del tema
lo incluirá también dentro del ámbito de temas sobre los que
se puede hablar.
Es importante que en cuanto se sienta más
tranquila y tenga claridad sobre qué decir a
su hijo (apoyándose en los textos anteriores,
piense qué le dirá), sí hable con su hijo
directamente del tema, con tranquilidad y con
el afán de educarlo sin juzgarlo. Puede
comentarle que se enteró de que han visto
pornografía él y sus compañeros, que usted
entiende que puede ser una curiosidad de la
edad pero que sí le gustaría hablar sobre lo
que vio, cómo lo vivió, qué entendió, cómo
surgió la idea de verla y vale la pena
preguntar si ha tenido ideas recurrentes al
respecto.

Ya que su hijo le explique, considere el
segundo párrafo de esta explicación para
explicarle que la pornografía no es la forma
como usted quisiera que él aprendiera sobre
sexualidad, en todo caso, para la edad, es
mejor aprender a imaginar que ver
pornografía y que sí le interesa mucho, por
su bien, que él pueda diferenciarla de la vida
erótica en una pareja que se ama y se
compromete al cuidado mutuo.