Malestar por tocamiento
Pregunta:
Hoy tuve una plática con mi hija ya que la hemos notado de mal humor y con ciertas conductas que antes no
tenía (rebeldía). Nosotros como papás suponíamos que se debía a la adolescencia pero después de una plática
larga, ella escribió en una hoja que esto se debía a que su primo de 15 años la tocó sin su consentimiento.
Estamos confundidos y muy asustados. Me gustaría saber cómo debemos proceder a esta situación.
Respecto a qué hacer, idealmente es
recomendable acudir con su hija a una
evaluación con una terapeuta que domine
el tema. En este espacio, podrían analizar
la manera como se presentaron las
circunstancias, las características de sus
familias y el tipo de convivencia que
tienen y lograr la toma de decisión acorde
a sus necesidades y el bienestar de su
hija.

En su pregunta no es posible para
nosotros definir el tipo de tocamiento
indebido, para identificar si esto
corresponde a una conducta que requiere
solamente de educación, si es una
conducta de acoso o si puede ser ubicada
como abuso sexual. Lo que sí es evidente
es que ha generado malestar en su hija.
En este sentido, es importante que
ustedes tengan gran claridad respecto a
cómo sucedieron los eventos y en qué
condiciones, para hablar con los padres
del muchacho. Así mismo, ofrecer a su
hija la posibilidad de apoyo profesional y
conversar qué tipo de respuesta pueden
dar ante la otra familia.
Si la conducta sexual fue acoso o abuso sexual, sería muy
importante saber si el muchacho ha molestado a otros parientes
de la edad o menores.

La principal estrategia que se aplica cuando quien arremete es
menor de edad, es solicitar a la otra familia que el agresor  
acuda a una evaluación psiquiátrica integral y reciba
tratamiento y educación sobre el tema. Así mismo, se espera
que el agresor repare en la medida de lo posible el daño
generado, por ejemplo aportando con su “semana” para el
pago de la terapia de su hija, hablando con ella o mostrando
otras formas de respeto de acuerdo a lo que su hija sienta que
puede tener un efecto positivo.
Finalmente, respecto a su hija, es sumamente importante
reconocer el valor y la valentía para expresarse, evitar
cualquier comentario que sugiera que ella generó el evento o
es culpable del mismo, y apoyarle para que éste sea superado,
a través del apoyo familiar y profesional. Su hija estará bien y
se recuperará.